Vídeo para pinchar heparina

SI SU MÉDICO LE HA PRESCRITO innohep®, EN EL SIGUIENTE VÍDEO PODRÁ VER CÓMO PINCHARSE ESTA HEPARINA DE BAJO PESO MOLECULAR DE MANERA ADECUADA PARA SU SEGURIDAD

 

Las heparinas, incluyendo las heparinas de bajo peso molecular, son fármacos anticoagulantes utilizados en el tratamiento de los coágulos de la sangre. La heparina evita que los coágulos aumenten y además previene la formación de nuevos coágulos.

Este vídeo describe cómo ha de ponerse una inyección subcutánea, es decir, una inyección dentro del tejido graso bajo la piel. 

Preparando la jeringa para la inyección de HBPM

    • Asegúrese de que dispone de la jeringa necesaria dentro de su contenedor, un trocito de algodón, una gasa, alcohol y un contenedor para objetos punzantes o una bolsa para depositar la jeringa una vez utilizada.

    • Lávese las manos con agua y jabón y séquelas bien. A continuación, siéntese con comodidad.

    •  Cuando usted esté listo, extraiga la jeringa de su tubo contenedor doblando totalmente hacia atrás la tapa de color.

    • La jeringa tiene 5 partes: el capuchón gris que protege la aguja, el dispositivo de seguridad de color naranja, la aguja, el cuerpo de la jeringa y el émbolo.

    • Inspeccione la jeringa y su contenido antes de usarla. Si su contenido fuera turbio o contuviera partículas, no use la jeringa, deséchela y coja otra jeringa. Si la solución es entre clara y ligeramente amarilla puede usar la jeringa con tranquilidad.

    • Antes de retirar el capuchón gris que protege la aguja, doble el dispositivo de seguridad naranja hacia abajo,  separándolo del capuchón. A continuación, retire el capuchón gris sin doblar la aguja. Evite tocar la aguja para mantenerla esterilizada.

    • Puede que su médico le haya recetado inyectarse la dosis completa que viene en la jeringa o bien tenga que ajustar la dosis.

    • Si su médico le recetó una dosis concreta de su jeringa, usted tendrá que ajustar el volumen de la misma antes de inyectarse. Para ajustar el volumen, mantenga la jeringa con la aguja hacia abajo. Empuje lentamente el émbolo hasta que la parte inferior de la burbuja de aire en contacto con el émbolo coincida con su dosis.

Pinchando la heparina

    • Escoja la zona en que se inyectará lejos de su ombligo o parte inferior del abdomen, al menos a cinco centímetros, y lejos de cualquier zona cicatrizada, roja o magullada. Es importante escoger una zona diferente cada vez que se vaya a aplicar una nueva inyección. Para ello, puede llevar un control de las zonas de inyección que le ayude a recordar dónde se han realizado las últimas inyecciones.

    • Hay varias zonas de inyección. Puede escoger inyectarse a la izquierda, a la derecha o debajo del ombligo, cambiando de zona de inyección en el sentido de las agujas del reloj. También puede inyectarse en los lados de los muslos. Incluso si dispone de la ayuda de algún familiar o conocido puede inyectarse en la parte superior de los brazos o en la zona lumbar.

    • Antes de la inyección en la piel es necesario desinfectar la zona. Para ello presione suavemente con un trocito de algodón o una toallita impregnada en alcohol y deje que la piel se seque durante unos segundos. A continuación, para disminuir al máximo posible el riesgo de hematomas debe seguir los siguientes pasos:

    • Mantenga el pliegue de la piel suavemente cogida entre el pulgar y el dedo índice. De este modo se asegura que se está administrando la inyección en el tejido graso bajo la piel y no en el músculo.

    • Mantenga sujetado el pliegue de la piel con una mano y utilice la otra mano para empujar suavemente pero con firmeza la aguja en el pliegue de su piel en un ángulo recto. Tenga cuidado de no empujar la aguja hacia el músculo y asegúrese que el dispositivo de seguridad no le obstaculiza el camino.

    • Una vez que la aguja se encuentre bajo la piel, empuje LENTAMENTE el émbolo hasta el fondo, inyectando la dosis necesaria en el tejido graso de la piel.

    • Continúe sosteniendo la piel una vez que haya empujado el émbolo hasta el final, espere unos segundos a que la solución se extienda y, a continuación, retire con cuidado la aguja antes de soltar el pliegue de la piel. Una vez extraída la jeringa, mantenga el pliegue cogido unos segundos más.

    • Utilice una gasa aplicando una ligera presión en el lado de la inyección, pero evite frotar o masajear la zona, ya que le provocará moretones o irritaciones en la misma.

     

    Ante cualquier duda también puede consultar el prospecto contenido en la caja de su medicación.