¿Qué es la psoriasis?

La psoriasis es una patología ocasionada por un  crecimiento demasiado rápido de  las células de la piel. Las señales defectuosas que se originan en el sistema inmunológico provocan que la formación de  nuevas células de la piel se produzcan en días en lugar de semanas. Este crecimiento excesivo da lugar a las lesiones propias de la psoriasis. Las lesiones tienen  tres rasgos característicos: Descamación, engrosamiento e inflamación (enrojecimiento). 

 

La experiencia de cada persona respecto a la psoriasis es distinta. Algunas personas experimentan sólo síntomas leves, con  placas y picores ocasionales,  mientras que otras sufren  síntomas  más graves.

 

Hasta un  30%  de las personas con  psoriasis pueden desarrollar también artritis psoriásica en las articulaciones. Si crees que puedes padecerla, consulta con tu médico.

 

¿Cuántas personas tienen psoriasis?

Cualquier persona puede desarrollar psoriasis. La padecen  por igual  hombres y mujeres,  y afecta alrededor del  2-3% de la población  mundial.

 

La psoriasis puede desarrollarse a cualquier edad, sin embargo en la mayoría de los casos aparece entre los 20-35 años. El 75% de los casos de psoriasis tienen  lugar antes de los 40.  No obstante, la enfermedad  puede desarrollarse tanto en la infancia como en la vejez.

 

Causas

·        Factores genéticos

·        Factores inmunológicos

·        Factores medioambientales

La psoriasis es una afección debida a causas múltiples, que pueden ser de carácter genético, inmunológico, medioambiental y psicológico. Estos factores alteran el funcionamiento de las células epidérmicas, en especial de los queratinocitos y los fibroblastos.

 

Factores genéticos 

 

Muchos estudios realizados indican que existe posiblemente una predisposición genética a la psoriasis. No obstante, no existe un gen específico de la psoriasis, sino una serie de características genéticas que hacen que el paciente sea más propenso a desarrollar esta enfermedad.

Varios estudios demuestran que en un porcentaje que va del 30% al 50% de los casos de psoriasis existe una historia familiar de la enfermedad.

Sin embargo, los estudios realizados con gemelos monozigóticos (o idénticos) han demostrado que sólo en el 70% de los casos sufrían de psoriasis ambos gemelos. Si la herencia hubiese sido la única causa, el porcentaje debería haber sido del 100%. Estos estudios demuestran por tanto que la psoriasis depende de otros factores.

Los conocimientos actuales sobre los genes asociados a la psoriasis todavía son insuficientes. No obstante, los estudios realizados con familias de personas psoriásicas demuestran que existen regiones cromosómicas asociadas a esta enfermedad. Estos grupos de genes que producen la inflamación de la piel varían de una familia a otra y de un paciente a otro.

Los investigadores confían en que dentro de pocos años se podrán identificar diversos tratamientos adecuados a las características genéticas de los pacientes de psoriasis.

 

Grupos no afectados

Algunos grupos, como el de los pueblos nativos americanos de los Andes y los esquimales, no contraen la psoriasis. Esto podría ser debido a diferencias genéticas asociadas a factores medioambientales.

 

Factores inmunológicos 

 

Los factores inmunológicos provocan reacciones inflamatorias en la epidermis. La piel afectada por la psoriasis  se caracteriza por :

  •          Las células se renuevan con demasiada rapidez

Se ha visto que la epidermis se renueva con demasiada rapidez debido a la psoriasis, a un ritmo que es de cuatro a seis veces mayor que el de la piel normal.  Esto se debe a que los queratinocitos de la epidermis se multiplican de forma anómala y fabrican una queratina de mala calidad que forma las escamas.

Las principales células de la dermis, los fibroblastos, controlan el recambio de queratinocitos. No obstante, dicho control es defectuoso en los casos de psoriasis.

  •          Reacción de inflamación de la piel

Además del veloz ritmo de recambio de queratinocitos, la psoriasis es el resultado de una reaccion inflamatoria de la piel. Son dos los tipos de células que provocan la inflamación: los neutrófilos polimorfonucleares y los linfocitos T, que tienen un papel clave en la capacidad de respuesta inmunológica.

 

  

Factores medioambientales 

 

En pacientes con una predisposición genética a la psoriasis, los brotes de psoriasis pueden ser debidos a factores medioambientales internos y externos. Todos estos factores aceleran el ritmo de renovación de la piel.

Los factores externos incluyen los traumatismos (fenómeno de Koebner) como factor principal desencadenante, los cambios estacionales y la ropa que roza la piel.

Los factores internos incluyen el estrés emocional, algunos medicamentos y enfermedades infecciosas.

El estrés suele ser el responsable de los brotes de psoriasis, y va desde el causado por el inicio de la temporada escolar hasta los traumas psicológicos graves. Se trata de un factor importante que puede conducir al primer brote de psoriasis y a recaídas recurrentes.

Se cree que los bloqueadores beta, el litio y las quinolonas son algunos de los medicamentos que pueden provocar la psoriasis. Por otro lado, una interrupción brusca de la terapia con corticoides  también puede exacerbar la psoriasis.

En los niños, la psoriasis guttata se suele desencadenar a raíz de infecciones estreptocócicas.

 

Para más información de la patología puede consultar la página web destinada a los pacientes con Psoriasis

Cookies de leo-pharma.es

leopharma.es utiliza cookies propias y de terceros para analizar y garantizar una adecuada experiencia de navegación en esta web. Las cookies nos ayudan a entender como usa nuestra web, muestra aplicaciones y funcionalidades, y nos sirve también para generar información estadística. Continuando la navegación en la web, acepta el uso de cookies. Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies y poder gestionarlas o borrarlas consulta nuestra Política sobre el uso de cookies.