Expertos señalan un aumento significativo de casos de psoriasis y otras lesiones cutáneas como consecuencia de la COVID-19

  • La COVID-19 tiene una incidencia en los biomarcadores de la psoriasis
  • El 88% de pacientes de psoriasis ve afectado su bienestar emocional como consecuencia de la patología
  • LEO Pharma ha querido visibilizar en el marco del Día Mundial de la Psoriasis, a través de la iniciativa #EveryDayPsoriasis, el impacto de la pandemia en la piel de muchos españoles
  • Se estima que más de un millón de españoles padece esta enfermedad crónica de la piel.

Barcelona, 28 de octubre 2020 – La crisis generada por la COVID-19 ha condicionado los tratamientos de muchos españoles que ya padecían patologías previas a la aparición del virus en España. En el marco del Día Mundial de la Psoriasis, LEO Pharma, líder mundial en dermatología médica, ha querido señalar el aumento de manifestaciones cutáneas como la psoriasis a consecuencia de la pandemia y resaltar la importancia de la continuidad de los tratamientos.

Psoriasis, la patología silenciosa a la sombra de la COVID-19

Se calcula que 125 millones de personas en todo el mundo viven con psoriasis1, de las cuales, cerca de 14 millones son europeas2. La prevalencia de esta patología entre los españoles ha aumentado en los últimos 15 años un 1%3 y la tendencia indica que va en aumento. Si miramos los datos en España en 2020, estudios epidemiológicos estiman que un 2,3%3 de la población, lo que supone más de un millón de españoles, padece esta enfermedad crónica y que entre el 20- 30%4 y el 44 %5 de los casos sufren psoriasis moderada-grave.

Frenar el avance del virus de la SARS-COV2 y paliar sus efectos entre la población ha sido la prioridad social y sanitaria en nuestro país desde mediados de marzo. En este sentido, la relación médico-paciente se ha visto alterada en la nueva normalidad con limitaciones en el número de pacientes atendidos, inconvenientes a la hora de realizar evaluaciones dermatológicas presenciales y, sobre todo, miedo al contagio. A este nuevo escenario, se le suma que en muchos países los centros hospitalarios son incapaces de hacer frente a la gran cantidad de pacientes que reciben. Los pacientes con psoriasis no están exentos de esta situación y son muchos los que han visto limitado el acceso a las consultas de dermatología, lo que ha causado el agravamiento de casos ya existentes, y el retraso o la ausencia de diagnóstico de nuevos casos6.

Las medidas tomadas en los últimos meses para frenar el virus, como el confinamiento de la población o la reducción de la movilidad, han supuesto una situación excepcional y un cambio en nuestro día a día. Acostumbrarnos a reducir el contacto social, a no salir a la calle, a teletrabajar o a conciliar en un mismo espacio vida laboral y personal ha despertado en la población sensaciones de desconcierto y, como consecuencia, estrés. La piel y el sistema nervioso están estrechamente relacionados, lo que supone que el estrés emocional puede actuar como catalizador de un brote o empeoramiento de la psoriasis. Cuando nos sentimos estresados, el cuerpo libera unas sustancias químicas conocidas como neurotransmisores, que afectan a varios órganos del cuerpo, incluida la piel, y generan reacciones que provocan que la función barrera de la piel se vuelva menos impermeable y con tendencia a la inflamación, facilitando la aparición de nuevos brotes.

Además, según apunta la evidencia médica recabada hasta la fecha, se ha observado un aumento de los biomarcadores de la inflamación como la proteína C reactiva y la ferritina en pacientes con COVID-197. Teniendo en cuenta el papel crucial de la inflamación en la patogénesis de la psoriasis, se sugiere que el estado de hiper-inflamación causado por la COVID-19 podría también alterar el curso de patologías cutáneas como la psoriasis. Por otro lado, y en el contexto de la evidencia disponible, la psoriasis también se asocia con comorbilidades como la obesidad, la hipertensión, la diabetes10 y con un mayor riesgo de infecciones graves, especialmente respiratorias. Todas ellas son patologías que aumentan las posibilidades de un peor desenlace en caso de infección por coronavirus.8.

Psoriasis, una necesidad no atendida

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria sistémica y crónica que suele afectar al 2-3% de la población, a pesar de que la mayoría de los casos permanecen sin diagnosticar o sin recibir la atención adecuada. El impacto psicosocial en su calidad de vida es alto, con altas tasas de depresión y ansiedad, y con un profundo impacto en el trabajo, las relaciones interpersonales y la propia intimidad. Según una encuesta del Consejo Nacional de Psoriasis, el 88% de los pacientes de psoriasis veía afectado su bienestar emocional y el 82% aseguró que afectaba negativamente a su día a día9.

Ponerse en la piel de los pacientes es una prioridad para LEO Pharma, que ha impulsado la campaña #EveryDayPsoriasis la cual, a través de una serie de vídeos con pacientes, pretende contribuir a visibilizar esta enfermedad y los retos diarios que supone convivir con la psoriasis.

La campaña en redes sociales de LEO Pharma se enmarca en el apoyo a la celebración anual del Día Mundial de la Psoriasis de la Federación Internacional de Asociaciones de Psoriasis (IFPA por sus siglas en inglés). Este día anual de concienciación está dedicado a las personas que conviven con la psoriasis y tiene por objeto difundir información y dar a conocer estas enfermedades debilitantes.

Nuestro propósito es ayudar a más y más personas con enfermedades de la piel en todo el mundo. La pandemia de coronavirus ha puesto de manifiesto la importancia de la continuidad de tratamiento de enfermedades cutáneas como la psoriasis. En este sentido y siendo conscientes de nuestro rol social para contribuir a frenar las consecuencias del virus, estamos aumentando nuestra inversión en investigación, lo que nos permitirá desarrollar terapias innovadoras y nuevas soluciones para las necesidades no atendidas de los pacientes. Así mismo, iniciativas como #EveryDayPsoriasis nos ayuda a sensibilizar a la población y visibilizar enfermedades que, a menudo, quedan en segundo plano” señala Ana Belén Romero, Directora Médica de LEO Pharma Iberia.

Como compañía líder en dermatología médica, y coincidiendo con su 25 aniversario en España, LEO Pharma ha querido aprovechar el Día Mundial de la Psoriasis para visibilizar esta necesidad no atendida que afecta a tantas personas. Es por ello por lo que la compañía continúa centrando todos sus esfuerzos en la investigación, el desarrollo y la comercialización de productos farmacéuticos dirigidos a las personas que sufren enfermedades de la piel tales como la dermatitis atópica, las infecciones cutáneas o la propia psoriasis.

Sobre Laboratorios LEO Pharma y Fundación LEO

LEO Pharma ayuda a las personas a tener una piel sana. Fundada en 1908 y con sede central en Dinamarca, LEO Pharma llegó a España en 1995 y en este 2020 cumple 25 años, un momento de celebración y transformación para continuar siendo una compañía farmacéutica líder en dermatología médica. Con un espíritu pionero y un sólido sistema de I+D, LEO Pharma cuenta con una amplia gama de terapias, basada en la investigación independiente y la innovación tecnológica para desarrollar, fabricar y comercializar productos farmacéuticos dirigidos a las personas que sufren enfermedades de la piel en más de 130 países del mundo.

LEO Pharma pertenece en su totalidad a la Fundación LEO, una institución privada e independiente, con un compromiso real y efectivo con los pacientes. La Fundación LEO reinvierte todos los beneficios de la compañía en investigación, desarrollo de medicamentos y tratamientos para las necesidades no resueltas de los pacientes con enfermedades de la piel.

LEO Pharma apuesta por la investigación, la innovación y la tecnología para mejorar la calidad de vida de millones de personas a través de: LEO Pharma Open Innovation, que da acceso a investigadores de todo el mundo a recursos científicos para desarrollar investigación y ensayos sin renunciar a la propiedad intelectual; LEO Innovation LAB desarrollando soluciones digitales para hacer frente a los retos diarios de los pacientes y LEO Science & Tech Hub que explora oportunidades de inversión en ciencia y tecnología de vanguardia con relevancia para la dermatología.

Para más información visita: http://www.leo-pharma.es/

Visítanos en LinkedIn: www.linkedin.com/company/leopharma-spain

Síguenos en Twitter: www.twitter.com/LEOPharmaEs

 

 

1 The International Federation of Psoriasis Associations. Available at: https://ifpa-pso.com/ (Accessed October 2020).

2 Ortonne J, et al. Eur J Dermatol. 2004; 14:41–45 ó Augustin M, et al. J Eur Acad Dermatol Venereol. 2012 Jul;26 Suppl 4:1-16.

3 Ferrándiz, C., Carrascosa, J. M.,Toro, M., Prevalencia de la psoriasis en España en la era de los agentes biológicos. Actas Dermo-Sifiliográficas, 2014. 105(5): p. 504-509.

4 Moreno-Ramirez, D., Fonseca, E., Herranz, P.,Ara, M., Treatment of moderate-to-severe psoriasis in clinical practice: A survey of spanish dermatologists. [Spanish]. Actas Dermo-Sifiliograficas, 2010.101(10): p. 858-865.

5 Puig L, Fan T, Ding Q, Smith NE. Predictors of biologic treatment of psoriasis: A non-interventional study. Clinicoecon Outcomes Res. 2014; 6:93-100.

6 Elmas ÖF, Demirbaş A, Kutlu Ö, Bağcıer F, Metin MS, Özyurt K, Akdeniz N, Atasoy M, Türsen Ü, Lotti T. Psoriasis and COVID-19: A narrative review with treatment considerations. Dermatol Ther. 2020 Jun 17: e13858. doi: 10.1111/dth.13858.2020.

7 Henry,2020. Henry BM, de Oliveira MHS, Benoit S, Plebani M, Lippi G. Hematologic, biochemical and immune biomarker abnormalities associated with severe illness and mortality in coronavirus disease 2019 (COVID-19): a meta-analysis. Clin Chem Lab Med. 2020; 58:1021-1028.

8 Cohen JM, Perez-Chada LM, De Kouchkovsky D, Gehlhausen JR. Psoriasis and COVID-19: a multifactorial consideration. J Dermatolog Treat. 2020 Jun 22:1. doi: 10.1080/09546634.2020.1782818 9 Kolli SS, Amin SD, Pona A, Clline A, Feldman SR. Psychosicoal Impact of Psoriasis: A review for Dermatology Residents. Cutis 2018, 102 (5S): 21-25.10 Takeshita J, Grewal S, Langan SM, et al. Psoriasis and comorbid diseases: epidemiology. J Am Acad Dermatol. 2017;76(3):377–390.